Aproveche ahora nuestras SUPEROFERTAS de chimeneas!!! Click aqui

HOGARES CERRADOS

Los Hogares Cerrados.

¿Cómo se instala una chimenea de hogar cerrado?


A grandes rasgos la construcción de una chimenea de hogar cerrado exige normalmente a partir de cero, es decir, que no exista chimenea, o si ya existe, derribarla total o parcialmente.
Lo primero que se colocará será el hogar, y a partir de él, entubaremos la salida de humos, bien a un conducto existente, normalmente en el primer forjado, o bien, dotarle de una tubería de evacuación de humos de nueva construcción. Posteriomente construiremos la campana tomando la precaución de prever las rejillas del aire de convección, y los tubos de recuperación del aire de convección si los hubiere. Será al gusto de cada uno añadirle un revestimiento más moderno o más tradicional, o dejarle sin él al gusto actual.





¿Carenado o sin carenar?


En el mercado los tenemos de los dos tipos, hogares sin carenar, que irradian el calor directamente a la campana y lo recuperamos a través de las rejillas, y carenados, normalmente en chapa de acero. El carenado es como la segunda piel en la que se crea la cámara de convección de donde partirá el aire caliente a través de conductos ad hoc bien por convección forzada, si lo apoyamos mediante ventiladores o turbina, o bien por convección natural.
Si pretendemos calentar una estancia no será necesario que el hogar esté carenado. Si, por el contrario, pretendemos calefactar otras habitaciones, lo elegiremos carenado y con las salidas necesarias, los hay de dos, de cuatro y de seis salidas.